803telefonoerotico – Blog

Debes tener ciertos cuidados en la práctica del sexo anal debido a que el recto no está diseñado para la práctica del sexo y no puede soportar repentinos encuentros sin sufrir daños.

images (1)

 

 

 

 

 

 

Por ello, cuando se vaya a realizar la penetración anal hay que tener en cuenta que:

 

1. Por tratarse de un esfínter muscular, tiende a ofrecer resistencia, por lo cual debe procurarse una buena relajación corporal. A diferencia de la vagina, el ano no se autolubrica, por lo que es necesario un lubricante no irritante, tanto en el pene o dedo, como en el ano.

 

2. Realizar la penetración de manera cuidadosa y suave, paulatina (a veces es conveniente dilatar primero con un dedo o con un dilatador específico antes de la introducción del pene), retirándose si la compañera, o compañero, refiere un dolor intenso que no tolera o si hay fuerte resistencia, o sencillamente si no le agrada.

 

3. El uso del preservativo es muy importante debido a que la mucosa rectales una vía de entrada de virus y bacterias.

 

4. Jamás realizar una penetración vaginal después de la anal, debido a que se corre el peligro de contaminar la vagina con flora bacteriana proveniente del recto y que el pene llevaría consigo. De realizarlo, emplea otro preservativo, además de una adecuada higiene.

 

5. Nunca penetrar contra la voluntad de la pareja. En ocasiones hay resistencias o negativas a hacerlo por el dolor, otras por preceptos morales o religiosos, o porque no resulta placentero.

 

sexo-anal2

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Lesiones más frecuentes al practicar el sexo anal:

 

1. Fisura anal. Es una pequeña herida que se localiza en la entrada del recto. Éste puede variar entre un desgarre a una herida profunda, todo depende de la fuerza que haya tenido el evento.

 

2. Condiloma. Es un tipo de verruga que puede aparecer en los genitales.

 

3. Infecciones bacterianas. Sin la higiene adecuada puede desencadenar un mayor contagio sexual.

 

4. Incontinencia  fecal. El esfínter deja de funcionar adecuadamente. Deja de tener la capacidad de retener la materia; se pierde esta función del intestino.

 

Necesitas algún producto para practicar el sexo anal? te invitamos a que visites nuestro SEX SHOP POLVOS MAGICOS

 

Te gusta ver chicas en directo practicando sexo anal? Visita nuestra web con chicas WEBCAM en DIRECTO.

 

Existen multitud de posiciones, a continuación señalamos algunas de las más frecuentes para practicar sexo anal:

 

1349249879_sexo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Posición anal del Misionero. Es posición es la más popular y conocida universalmente, porque es muy cómoda, permite obtener un mayor contacto con la pareja y una buena penetración. Esta posición permite además una comunicación total, porque las miradas se cruzan, pueden besarse apasionadamente, permite hacer caricias, sobre la cara, el cuerpo y abrazos.

En estas posición es más agradable si se colocan una o más almohadas bajo tu pelvis para levantar el trasero. El hombre pasivo se tumba boca arriba con sus piernas y las rodillas bien levantadas y abiertas. El hombre activo se acuesta entre las piernas de él y se apoya con sus brazos, para realizar un movimiento de vaivén sobre el ano.

 

anal

 

 

 

 

 

 

 

 

Posición del perrito o a cuatro patas. Esta posición una de las más conocidas, especialmente entre homosexuales. Entre las mas frecuentres estan la “Unión de la Vaca” (también conocida como “Unión de la Galga”) y la “Unión del Lobo” (también conocida como “Posición de la Sorpresa”).

La persona que va a ser penetrada, se apoya con sus rodillas y brazos en una posición alta, generalmente en una cama, y puede estar situado de rodillas en la cama, o bien de pie fuera de él. Una vez introducido el pene, empuja su cadera adelante y atrás, moviendo el pene dentro y fuera del ano.

Quien recibe la penetración debe mantenerse quieto o rotar su cadera de un lado a otro. En cualquiera de esos dos casos, es el activo el que lleva el control y ritmo de la penetración, y el pasivo puede jugar con los testículos y el pene. Ambas posturas, el ano de la persona penetrada tiende a estrecharse, por lo que la penetración puede llegar a ser dolorosa. Cuanto más agache su espalda, más deja al descubierto su ano y el recto; en ese caso se logra una penetración aun más profunda y posiblemente dolorosa.

 

descarga

Posición de acostados. Es la típica posición de la penetración por detrás, la más frecuente es la “Unión del Elefante”. Esta permite controlar la velocidad y profundidad de la penetración y en esa posición el activo tiene el control.

La persona se acuesta y se monta sobre él y desliza su ano hasta encontrar el pene erguido. La penetración es menos profunda, pero el ritmo lo controla la persona que penetra, que unido a la fuerte presión que ejerce el ano sobre el glande, puede provocar un orgasmo intenso del activo. En esta posición no es tan fácil penetrar, pero hay completa libertad de movimiento. Puede ser controlado por ambos, llevando al ritmo cualquiera de los dos. Si no hay donde apoyarse, tú y tu pareja pueden tomarse de las manos.

 

Posición de costado. Es la típica posición de la penetración de costado, la más frecuente es la “Posición de las Cucharas”. Para esta posición, el pasivo debe tumbarse de lado con las piernas abiertas o semiabiertas y el activo se colocará apoyado sobre las rodillas, tambíen con las piernas abiertas o semiabiertas. En este caso la profundidad de la penetración es mucho menor y existe el riesgo de que el pene que penetra se suelte en varias ocasiones del recto de su pareja.

Es una postura muy sensitiva y con mucho contacto físico entre los dos compañeros. El placer es exquisito cuando el activo alterna sus embestidas cambiando el ángulo de penetración, sobre todo estimulando el punto G. Permite además a la persona que penetra puede jugar con los genitales de su compañero. Tambíen es posible que el pasivo pueda lograr el orgasmo, considerando que este se puede manipular los genitales abiertamente y sin obstáculos, como ocurre con la posición de perrito o de acostados.

 

 

Otras prácticas relacionadas:

 

  • Anulingus. Es una variante del cunnilingus, pero consiste en lamer o chupar la región perianal y el ano, y es lo que se conoce como sexo anal.

images

  • Fist fucking. Consiste en la introducción de un puño, e incluso el brazo, dentro del ano y recto de la persona penetrada. Es una práctica muy propensa a los desgarros anales, fisuras y roturas de esfínter. Se aumenta el riesgo de contraer infecciones de transmisión sexual porque el sangrado es frecuente.

images (3)

  • Klismafilia o clismafilia. Es una parafilia consistente en recibir, o menos frecuente poner, enemas mientras se realizan juegos sexuales o el mismo acto sexual.
  • Doble penetración. Consiste en una práctica sexual donde dos personas penetran simultáneamente a una tercera. Una de las personas haciendo una felación y la otra penetrando el ano. Esta doble penetración, anal-felación, puede ser una experiencia sumamente placentera.

images (2)

 

 

 

 

 

 

 

Has practicado ya el sexo anal o griego?

Cuál ha sido tu experiencia?

 

 

 

One Response to “Sexo anal, posturas más placenteras y riesgos”

  1. Disney

    Hey, that’s a clever way of thniking about it.

Leave a Reply